La importancia de la limpieza e higienización de las cocinas

Miércoles, 01 Junio 2016 07:35

La legislación  actual es cada vez más exigente  en materia de higiene y seguridad alimentaria y es que según la Organización Mundial de la Salud, la higiene alimentaria comprende todas las medidas necesarias para garantizar la inocuidad sanitaria de los alimentos, manteniendo a la vez el resto de cualidades que le son propias.
En Higiesmur somos conscientes de ello, y además de ofrecer a nuestros clientes productos altamente testados y cualificados para la limpieza profesional, queremos compartir una serie de consejos a tener en cuenta a la hora de  realizar la limpieza en la zona de las cocinas colectivas. Puesto que para evitar problemas de seguridad alimentaria en las instalaciones, es muy importante que la limpieza e higienización se haga correctamente.
A continuación señalamos a modo orientativo una serie de puntos negros o zonas sobre las que es importante que realicemos un adecuado control en lo referente a limpieza e higiene:

Zonas de fogones, para evitar que se filtren restos de alimentos y lo que ello conlleva, es necesario desmontar los fogones, rejillas y parrillas eliminando los restos de los alimentos que se han ido acumulando.

Campanas y conductos de extracción,  la acumulación de grasa conlleva un riesgo de incendio además de disminuir la potencia de la extracción.
Es aconsejable una limpieza de los filtros (semanal), del interior de la campana (semestral) y una limpieza anual de los Solución: Limpieza semanal o quincenal de los conductos y motores por una empresa especializada.

Sumideros y desagües, los restos sólidos pueden causar con problemas de atascos y malos olores. Para evitarlo, deben limpiarse los sumideros al menos una vez a la semana aplicando productos desincrustantes.

Ruedas y patas de mesas, a ellos se adhiere la suciedad externa, grasas, microorganismos…
Se recomienda además de la limpieza diaria, limpiar semanalmente estos elementos con desinfectantes.

Manillas e interruptores, al ser tocados por diversas personas sucesivas veces a lo largo del día, son un foco de microorganismos
Es necesaria una limpieza diaria con paños y desinfectante sin humedecer interruptores.

Encimeras y tablas de trabajo, sobre las que se acumulan restos
de alimentos y microorganismos por falta de higienización.
Después de cada uso  debemos limpiarlas con producto desinfectante y aclarar.

Suelos, juntas y esquinas, en las una falta de limpieza adecuada puede llevar a una acumulación de suciedad.
Es imprescindible una limpieza diaria de los suelos. Una limpieza en profundidad de suelos, juntas y esquinas deberá hacerse al menos cada 15 días.

Juntas, cierres, bajos y laterales de mobiliario, donde la suciedad en general se va escondiendo.
Es recomendable realizar una limpieza quincenal afondo jabonando y aclarando.

Fuente: Empresa & Limpieza